La Radio de la Asamblea

Quito, 26 de septiembre 2017

Historia

3,2,1 ¡Al aire!

Fue el 7 de mayo del 2011 el día en que se empezaron a escuchar las voces que son parte de la programación de La Radio de la Asamblea Nacional. Esa primera salida se dio en el marco de la cobertura informativa de la Consulta Popular: corresponsales en diferentes provincias del país, contactos con asambleístas, entrevistas y reportes en vivo fueron parte del nuestro estreno.

El objetivo de nuestro medio de comunicación es que la ciudadanía pueda recibir información, de primera mano, de lo que realiza la Función Legislativa, en un ejercicio de transparencia y de rendición de cuentas permanente. Pero, contar con una emisora nacional con programación ininterrumpida las 24 horas del día y los siete días de la semana, fue concretar una aspiración que se había iniciado varios años atrás.

La información del antiguo Congreso Nacional llegaba a la ciudadanía, desde 1979, a través de las transmisiones que realizaban la Radio Nacional del Ecuador y  HCJB. Luego hubo un gran período en el que el Congreso Nacional dejó de transparentar su accionar hasta diciembre del 2007, en que la Televisión Pública transmitió nuevamente las sesiones Plenarias de la Asamblea Nacional Constituyente de Montecristi, dándose de esta forma un gran paso para la creación de un medio público institucional.

Con este antecedente, La Radio de la Asamblea Nacional inicia sus transmisiones de prueba el 7 de mayo en seis frecuencias para siete provincias del país y por primera vez en la historia de la legislatura del Ecuador se cuenta con un medio propio del legislativo, que nació con el gran desafío de comunicar el ejercicio parlamentario y su aporte a la democracia.

Actualmente La Radio de la Asamblea Nacional tiene cobertura en las 24 provincias del país y cuenta con más de 40 programas que son parte de la parrilla, pensados en el cumplimiento de la Ley Orgánica de Comunicación: 40% corresponde a la programación musical producida, ejecutada o compuesta en Ecuador, 15% son contenidos de producción ecuatoriana independiente y 5% programación intercultural. Además se han generado espacios para la difusión informativa en idioma kichwa, así como contenidos elaborados por productores/as kichwas en su propio idioma.

La Radio se mueve y evoluciona considerando los más altos parámetros de calidad tanto en la emisión como en la producción radiofónica.